Ortodoncia rápida

Ventajas del sistema Damon frente a los demás tratamientos de brackets:

1. Menor duración del tratamiento: la media de tratamiento suele ser entre 12 y 18 meses.
2. No son necesarias extracciones dentales, lo que se traduce en sonrisas amplias y plenas que favorecen y mantienen el aspecto joven de la cara.
3. Las fuerzas son infinitamente menores, por lo que se reducen las molestias tras la consulta.
4. Embellecimiento del aspecto físico del rostro, ya que se corrigen tanto los dientes como los huesos de la cara, evitando que se hagan chatas. Esto se traduce en que todos los pacientes son más guapos después del tratamiento con brackets Damon.
5. El sistema Damon considera, además de los dientes, los cambios físicos del rostro con el tiempo, ralentizando el envejecimiento del mismo.